La Justicia avanza, de a poco, con medidas de prueba que serán analizadas en el marco de la causa por las cual se investiga la responsabilidad de médicos del hospital Urquiza de Concepción del Uruguay en la muerte de Catalina de Gracia. La niña tenía cinco años y falleció el 18 de noviembre de 2017 a raíz de una neumopatía no detectada a tiempo, motivo por el cual sus padres radicaron una denuncia por presunta mala praxis contra cinco profesionales de la institución.

Acorde a la información a la cual pudo acceder AHORA, La fiscal Gabriela Seró -quien estará a cargo del expediente hasta fines de noviembre, y luego lo dejará a cargo de Graciela Occhi- elevó en los últimos días una serie de requerimientos al hospital Urquiza, con el objeto de que sean revisados dentro de la investigación penal preparatoria. Por otro lado libró un oficio para que la Policía analice las filmaciones del nosocomio correspondientes a

En primer lugar, la funcionaria judicial le realizó al nosocomio un pedido para conocer la cantidad de camas disponibles y ocupadas entre el 14 y el 17 de noviembre de 2017, fecha del primer y último ingreso de la niña, donde siempre fue tratada ambulatoriamente. Solicita además, que se informe el nombre y diagnóstico de cada uno de los niños que hubo internados en esos días.

Por otro lado, Seró libró un oficio para que la División Investigaciones de la Policía revise los videos del servicio de Guardia del hospital entre los días 16 y 18 de noviembre, para determinar los ingresos y las atenciones recibidas por Claudia Caminos -madre de Catalina- y de la niña. Allí se debe explicitar día y hora de cada entrada y salida, si fueron registradas en ventanilla y si recibieron la atención en consultorio.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate