El presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Entre Ríos, Emilio Castrillón, se mostró conforme con la designación de Carlos Rosenkrantz al frente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y deseó que el recambio sirva para construir una Justicia más cercana al pueblo.

"Nosotros lo tomamos con total normalidad. Personalmente con beneplácito. Creo que once años es mucho para llevar la pesada carga de estar en la Corte Suprema de Justicia, con tantos avatares, la Justicia cuestionada, no pocos problemas", enumeró.

En diálogo con Canal Nueve Litoral, el titular del alto cuerpo entrerriano señaló: "Desde la Justicia provincial esperamos que sea un cambio para establecer una situación de llanura entre una justicia de pueblo, como la entrerriana, y una federal de Corte, que tiene el 18 por ciento de las causas pero que la vemos alejada del pueblo, excepto cuando hay alguna causa sensible".

Respecto a su relación con el flamante presidente de la Corte, respondió: "Tanto trato no tuve, hemos charlado en forma ocasional. Es alguien muy formado, un académico de lujo. Su personalidad es de tipo académico-jurídica. Dista mucho de la personalidad política en la forma de ser y ubicarse de Lorenzetti".

"Hoy me preguntaban, y en mi lugar hubiese elegido a Rosatti. Una porque es de Santa Fe, asesor de nuestra Constitución, y otra porque creo que la Justicia debe estar al lado del pueblo", agregó.

"Espero que esté el tiempo necesario para hacer una Justicia Federal creíble, y que la gente la tome como su Justicia", concluyó.

Comentá y expresate