Es que las defensas de Boudou y de su ex socio, José María Nuñez Carmona, plantearon la recusación contra el juez Pablo Bertuzzi por temor de parcialidad, y se reservaron el derecho de apelar a Casación en caso de que el pedido de apartamiento sea rechazado.

Boudou está acusado de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública por la venta de la ex Ciccone Calcográfica. Los jueces interpretaron que el ex funcionario recibió las acciones de la imprenta a cambio de sus gestiones para evitar la quiebra de la empresa, jaqueada por deudas fiscales. La pena por esos delitos puede ser de hasta 10 años de prisión.

Comentá y expresate