La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, aseguró hoy que evalúa con preocupación el devenir de la crisis económica y aseguró que el presidente Alberto Fernández “cometió un error trágico” al advertir que va a “enfrentar” a los productores rurales que no liquidan la cosecha a la espera de un salto devaluatorio.

Carrió se mostró inquieta no solo por la embestida del Presidente contra el campo sino por la protesta convocada para el sábado por un grupo de piqueteros oficialistas frente al predio de La Rural.

La exdiputada reclamó que las organizaciones sociales Somos-Barrios de Pie, que conduce Daniel Menéndez, y la Corriente Clasista y Combativa, que lidera Juan Carlos Alderete, desistan de movilizarse. Y llamó al campo “a mantener la no violencia”. “Sepan que todo un pueblo los reconoce”, expresó.

“Hay que ser inteligentes. Yo ya no creo en ellos (por el oficialismo). Nadie cree en ellos, pero al menos que se evite la violencia. No quiero repetir la historia de un país europeo, en el que la violencia de los de arriba generó mucha violencia abajo”, subrayó la líder de la CC.

Carrió, una de las fundadoras de Cambiemos, lamentó que Fernández haya atacado “al único sector que sostiene a la Argentina” en medio de la crisis económica y financiera. “El Presidente cometió un error enorme, es algo terrible. El campo está recibiendo una cuarta parte del valor de la cosecha, aparte de lo que le están robando por retenciones o el dólar a valor oficial”, afirmó la exlegisladora, en diálogo con Radio Mitre.

La líder de la CC sugirió que Fernández debe recapacitar. “Que el Presidente haga algo porque la Argentina no puede ser enfrentada”, alertó.

En ese marco, Carrió dijo que la sociedad argentina está “deprimida” por la crisis. “El Presidente ha dicho una frase de la cual no sé cómo vuelve. Es humillar y dañar al que te da de comer”, sostuvo, y les pidió a los sectores del oficialismo que “no provoquen la violencia”.

Por otra parte, la referente de Juntos por el Cambio rechazó la decisión de José Luis Espert (Avanza Libertad) de impulsar un pedido de juicio político por “mal desempeño” contra el Jefe del Estado. “De acuerdo con la Constitución, el Presidente termina su mandato (el 10 de diciembre de 2023) y las elecciones se realizan dos meses antes del recambio. Acá la República y la Constitución se respetan. No es momento de oportunismo político”, puntualizó.

Para Carrió, ese tipo de iniciativas “son inútiles, innecesarias y oportunistas” en un momento de crisis. “Yo solo salí [a hablar] para que el Presidente haga algo, porque la Argentina no puede ser enfrentada. Está muy violentada y humillada, casi diría que está en estado de depresión”, apuntó.

Y agregó: “Hay un debilitamiento en el corazón de los argentinos. Entonces no le pueden adicionar la amenaza a la coerción o a la violencia. No hay derecho”.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

52.46% Si, estoy de acuerdo
47.54% No estoy de acuerdo
Total 6982 votos

Las Más Leídas