La cuarentena profundiza aún más el dolor de Carmen Barbieri por la enfermedad de Fede Bal, que fue diagnosticado con cáncer de intestino días antes de que se decretara el aislamiento obligatorio para afrontar el coronavirus.

"¿Vos entendés que no puedo abrazar a mi hijo? ¿Sabés lo que significa no poder contener a tu hijo en un abrazo de madre, lleno de amor, de esperanza, de coraje? Es muy duro, es muy duro”, aseguró Carmen en diálogo con la revista Caras.

Además, contó que realiza videollamadas y que lo ve a través de un vidrio cuando el actor va al Instituto Fleming a hacerse el tratamiento. "Estoy desgarrada por dentro, pero fuertísima", agregó.

"A mí la vida me viene castigando desde hace dos años, primero se murió mi mamá, al año siguiente se murió Santiago, y empezamos este año con el cáncer de Fede. ¡Es mucho! No termina de cerrar una herida que ya aparece otra”, cerró, dolida.

Comentá y expresate