Una electricista australiana capturó a una pitón debajo de la casa de una familia en la población de Mossman, en el noreste de Australia.

Brydie Maro se encontraba en la zona y acudió al llamado de ayuda de unos clientes, quienes le contaron que la serpiente se había comido a su gato.

Embed

La trabajadora no dudó en meterse por un agujero y sacar al reptil, al que liberó luego en un bosque cercano.

Cabe aclarar que Maro, antes de dedicarse a ser electricista, había trabajado en un refugio para animales silvestres durante 15 años, por lo que sabe tratar con las serpientes.

Fuente: Telefé Noticia.

Comentá y expresate