La delegación Chajarí de la Policía Federal Argentina, días atrás, procedió a la extradición del ciudadano Martín César Velásquez, argentino de 49 años, sobre el cual pesaba una captura internacional tipo “alerta roja” de Interpol a pedido del Juzgado de Garantías de Chajarí a cargo de la doctora Susana Pertus por el delito de robo agravado, el cual fuera detenido por las autoridades brasileñas en dicho país.

La extradición se llevó a cabo en el puente internacional que una la ciudad de Paso de los Libres, Corrientes, y la ciudad de Uruguayana, en la República Federativa del Brasil. Es así que el mencionado Velásquez fue entregado por la Policía Federal Brasilera (Interpol), con las medidas de seguridad que ameritaba para tal extradición por la relevancia de peligrosidad del mismo.

El detenido, que fuera apresado en suelo brasilero, se lo identificó como el jefe de banda delictiva y lo acusarían por el crimen del camionero Witschi, ocurrido en cercanías de la localidad de Apóstoles, Misiones.

Martin Velázquez lideraba a los “piratas de la ruta 14”, quienes fuertemente armados con armas cortas y largas (utilizaban armas militares tales como FN Fal) tenían “aterrorizados” a los camioneros del litoral, destacándose además en los robos tipo entraderas en viviendas de la zona rural de Federación.

Todos los caminos de la mayoría de los asfaltos perpetrados en el corredor de la Ruta Nacional 14, en Entre Ríos, Corrientes y Misiones, así como los atracos a familias en zona de colonias del Departamento Federación, conducían a Martín César Velázquez. Era el principal prófugo de la banda que dio numerosos y violentos golpes en 2017.

Al camionero Sergio Witschi de 37 años y entonces con domicilio en Paraná, lo mataron el viernes 25 de agosto del 2017 cuando regresaba de un reparto de mercadería de Misiones. Conducía el camión Volvo en sentido hacia el sur (su destino final era la entrerriana San José), acompañado por Fernando de Monteriano, cuando recibió la balacera por delincuentes que dispararon desde la banquina de la Ruta Nacional 14. Sin testigos ni prueba alguna, la causa marchaba con impunidad.

Fuente: El Entre Ríos

Comentá y expresate