Un concordiense sufrió un tiro en la cabeza. El violento hecho de sangre se registró este miércoles a la madrugada, en la zona de Crisóstomo Gómez y Cortada 56, cuando el baleado fue interceptado por un grupo de jóvenes.

Según se supo, la víctima del disparo caminaba junto a su pequeña hija, cuando seis muchachos lo cruzaron. Uno de ellos sacó un revólver y le disparó directo a la cara. La bala entró arriba del párpado izquierdo, consignó Diario Río Uruguay.

Afortunadamente el balazo no ingresó al cráneo, con lo cual la herida no fue de gravedad. El motivo de la agresión sería un problema de vieja data. Ya se habría identificado a uno de los atacantes, que pronto sería detenido.

Comentá y expresate