El ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, participó esta tarde junto a una comitiva de funcionarios del ministerio, del Consejo Directivo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa -CAME-, representado por 141 dirigentes de todo el país, para escuchar la actualidad del sector. Los empresarios le pidieron al ministro que declare la emergencia y que contemple un salvataje financiero.

"Sabemos las dificultades que están pasando" dijo Sica y agregó: "Estamos poniendo a disposición todas las herramientas disponibles ante los cambios que no esperábamos".

Junto al secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer, secretario de Empleo, Fernando Premoli, el secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner, el presidente ejecutivo de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, Juan Pablo Trípodi y la directora Nacional de Competitividad y Financiamiento Pyme, Julia Watman, el ministro explicó los principales lineamientos del anteproyecto de Ley Pyme 2.0, que la semana que viene se enviará al Congreso de la Nación para su tratamiento.

Entre los puntos destacados -acordados con el Consejo de Monitoreo y Competitividad Pyme- se señalan cuatro ejes para llevar alivio fiscal:

1. Bajar de 35% a 22% el Impuesto a las Ganancias para la gran mayoría de las pymes.

2. Reducir a la mitad los impuestos y suavizar la transición de los monotributistas que pasan al régimen general.

3. Permitirles a las empresas pagarle a la AFIP con las deudas que el organismo tiene con ellas.

4. Crear un sistema nuevo para proteger a los que invierten.

"Llegamos a las 500 mil pymes registradas", destacó Mayer.

Además, presentaron los proyectos de Ley de Promoción de Inversiones -con bono fiscal y devoluciones- y de Empleo Joven -con rebajas de aportes patronales -permanentes y la creación de una Agencia de Empleo orientada a la capacitación-.

En tanto, desde CAME insistieron además en la necesidad de prever una “regionalización” en materia impositiva entendiendo la realidad del interior profundo y la importancia de una urgente “modernización laboral” para fomentar y mantener puestos de trabajo.

“La supervivencia de las pequeñas y medianas empresas depende de las medidas que se tomen en el plano tributario, financiero, laboral y de consumo interno”, enfatizó el presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán.

Comentá y expresate