"Me hago responsable de que no le avisamos del cambio de lugar. Es una equivocación humana que cualquiera puede tener", afirmó Ceballos.

El funcionario explicó: "De ese nicho se sacó uno con deudas y después se dieron cuenta de que no las tenía. Volvieron a ingresarlo pero no llamaron al familiar para hacer el cambio de lugar".

"Me pareció raro que hayan hecho este trabajo sin haber llamado al familiar. Tenemos que esperar que venga el muchacho para que dé las explicaciones y, si hay que iniciar un sumario administrativo, se hará", concluyó Ceballos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate