El interbloque Cambiemos buscó marcar la cancha y citó a una sesión especial en la Cámara de Diputados para el próximo miércoles, con una agenda propia y sin el proyecto contra los “tarifazos”, que la oposición pretendía tratar ese mismo día luego de imponerse en dos de las tres comisiones que dictaminaron la iniciativa.

El pedido del oficialismo fue formalizado este jueves e incluye la nueva Ley de Defensa de la Competencia -que el Senado devolvió con modificaciones- y la Ley de Financiamiento Productivo, además de un protocolo de enmienda a un convenio suscrito con Brasil contra la doble imposición.

La convocatoria oficial reunió las firmas de los jefes del Pro, Nicolás Massot; de la UCR, Mario Negri; y Juan Manuel López por la Coalición Cívica, además de Silvia Lospennato, Josefina Mendoza, Gustavo Menna, Fabio Quetglas, Miguel Bazze, Luis Borsani y Facundo Suárez Lastra.

Con esta decisión, la oposición quedó obligada a convocar a su propia sesión para tratar el proyecto contra los aumentos de tarifas, y ya no necesitará dos tercios de los votos para habilitar el debate, porque a partir del dictamen favorable la iniciativa quedó en condiciones de ser tratada en el recinto.

Por eso, el interbloque Argentina Federal, el Frente Renovador y el kirchnerismo tendrán como primera misión reunir el quórum, y luego podrían aprobar el proyecto y girarlo al Senado con mayoría simple, si es que finalmente los gobernadores peronistas no terminan torciendo la postura de sus diputados.

El proyecto que la oposición unida pretende imponer consiste en que las tarifas de servicios públicos no puedan subir más que los salarios, y además reduce el IVA en las facturas del 21% al 10,5%, aunque este último punto -el más polémico- podría ser descartado, según sugirió el massista Marco Lavagna.

Según las estimaciones del oficialismo, esta propuesta tendría un costo fiscal total de 225 mil millones de pesos, ya que para este 2018 el costo sería de 100 mil millones, y para 2019, de 125 mil millones.

Por eso, desde Cambiemos se empeñan en tildar al proyecto de “irresponsable” y no lo incluyeron en su pedido de sesión, donde decidieron incorporar otras iniciativas que se encuentran “trabadas” desde que la oposición lanzó la ofensiva por las tarifas, durante dos miércoles consecutivos.

Así las cosas, el oficialismo buscará sancionar la Ley de Financiamiento Productivo -en otras palabras, la reforma del Mercado de Capitales-, que apunta a generar instrumentos para facilitar a las pymes el acceso al crédito, entre otros objetivos.

También se intentará aprobar la nueva Ley de Defensa de la Competencia, que busca combatir la cartelización, endureciendo las sanciones contra las conductas monopólicas y creando nuevos organismos para garantizar ese cometido.

Dado que el proyecto recibió cambios en el Senado, tendrá dictamen exprés el martes previo a la sesión, en un plenario de las comisiones de Defensa del Consumidor, Comercio, Legislación Penal y Presupuesto de Diputados.

Fuente: Parlamentario

Comentá y expresate