El jefe Departamental de Policía de Concordia, comisario Enrique Querencio, reveló que el procedimiento comenzó “minutos después de las 10 horas de este jueves”, a solicitud de la fiscal, la doctora Julia Rivoira.

En declaraciones radiales, el funcionario policial confirmó todos los datos ya conocidos del procedimiento, que finalizara “pasadas las 15 horas”.

Querencio señaló que la denuncia que originó todo “fue hecha por un masculino de 43 años”; vale decir, el hijo de la víctima: Carlos Héctor Mataloni.

“En el procedimiento, en una habitación que estaba cerrada, se encontró el cuerpo sin vida con un golpe en zona craneana”, detalló. Subrayando que, “aparentemente fue el golpe que le provocó el fallecimiento”.

También, acotó que, junto al cuerpo, se pudo ver un hierro de un metro de largo, con una pequeña extensión tipo L. Es decir, similar al que usa para correr las brasas de una parrilla. El elemento contundente fue formalmente secuestrado; al igual que tres teléfonos celulares y documentación de interés para la investigación.

Por el macabro hallazgo, la pareja de Mataloni -de 38 años- “quedó detenida”. Además, el comisario contó que "tiene dos hijas menores de edad, una de 15 y la otra de 13 años, que llevan el apellido de la persona desaparecida”.

Fuente: LT 15 - Diario Río Uruguay

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate