En la decimotercera audiencia de las causas Narcoavioneta y Narcomunicipio declararon tres personas ligadas a la comuna: el trabajador de la Unidad Municipal N° 2 Franco Ledesma, el Director de Comisiones Vecinales, Orlando Silveyra, y la secretaria de Desarrollo Social, Candela Carminio.

Algunas de las preguntas más incisivas dirigidas a la funcionaria giraron en torno al vínculo del Movimiento Vecinalista del Oeste, Daniel Celis y Luciana Lemos con el municipio, particularmente con el área que ella conduce.

El Tribunal, integrado por Lilia Carnero, Noemí Berros y Roberto López Arango, buscó saber por qué Lemos cobraba un sueldo y no trabajaba. Según dijo la propia imputada durante su identificación, cobraba 12 mil pesos y no le permitían trabajar "por orden del señor intendente".

La mujer, que cumple prisión domiciliaria por ser madre de cuatro hijos, es expareja de Celis y el hallazgo de un cuaderno en su vivienda fue uno de los puntapiés de la investigación que abrió la causa Narcomunicipio.

Carminio dijo que tiene más de 1.500 empleados a cargo en la dependencia que conduce y que no conocía la situación de Lemos. Sostuvo que muchos trabajadores cumplen sus funciones fuera de las dependencias, en "territorio", aunque cuando le consultaron si la imputada lo hacía dijo "no me consta".

Sin embargo, tras ser consultada por las defensas, dijo que la exempleada municipal nunca solicitó de manera formal que se le asigne una función o labor.

Comentá y expresate