Un oficial superior retirado de la Policía de Entre Ríos fue encontrado maniatado en su residencia del barrio Nebel de Concordia, por su pareja alrededor de las 17 de la tarde de este martes. Sucedió en una casa ubicada en Magariños y Echagüe. El expolicía, de 62 años, estaba atado con precintos plásticos en sus manos y tirado en el piso, todo ensangrentado..

Una comisión policial fue despachada de urgencia al lugar tras recibir un llamado de auxilio mediante el Comando Radioeléctrico. Tras ingresar al domicilio, los policías, se encontraron con que el dueño de casa, conocido por su sobrenombre de "Condorito", se encontraba todavía con sus manos maniatadas y con varios golpes en el cuerpo, por lo que se supone que fue cruelmente castigado por sus captores.

De inmediato se solicitó una ambulancia y fue trasladado al Hospital Delicia Concepción Masvernat donde quedó internado con pronóstico reservado.

El excomisario fue sorprendido por cuatro sujetos encapuchados al ingresar a su casa a las 4 de la madrugada de antenoche, quienes lo redujeron, ataron y sometieron a un cruel castigo físico para que les dijera donde se encontraban unos bienes que suponían que poseía en su casa.

Al no lograr su objetivo, los secuestradores, cargaron en su propio auto –un Peugeot 308- al ex oficial superior y lo llevaron hasta la casa de su madre en la calle San Juan al 1.700, una docente jubilada.

Los delincuentes no lograron hacerse del botín que buscaban pero igualmente se llevaron su celular, tarjetas de crédito y mediante una tarjeta de débito de un banco, lo condujeron allí y extrajeron todo el dinero que tenia en su cuenta en la que cobra sus haberes como oficial superior retirado de la Policía de Entre Ríos.

"ES UN HECHO RARO", DIJO EL FISCAL

"Los captores del comisario no habrían usado armas de fuego, solo fuerza física", dijo el fiscal Núñez y agregó: "Vamos a ver las imágenes de las cámaras de seguridad y conversar con la víctima mañana".

En algunas cámaras del vecindario se pudo ver el Peugeot 308, gris, propiedad del expolicía y un auto Volkswagen Gol de color blanco que sería de los delincuentes. Ahora, la pesquisa se orienta hacia la casa de la madre en la calle San Juan, donde la División Investigaciones está tratando de conseguir grabaciones de cámaras de seguridad, como las del cajero automático donde los secuestradores llevaron a la víctima para que extrajera sus fondos, y seguramente aquí quedaron sus rostros grabados en las cámaras de seguridad del banco.

El excomisario se había desempeñado como Jefe de la Comisaría Turística 9ª. “Salto Grande” en los años 2007 al 2010, habiendo sucedido al primer jefe de esa repartición, ubicada en el ingreso al Perilago de Salto Grande.

Fuente: El Sol

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas