Bruno Escobar salió con sus amigos a disfrutar de una peña universitaria, en el lugar cayó de unas escaleras y debido al incumplimiento de las normas de seguridad y a la negligencia de los empleados que lo arrastraron hasta la puerta, quedó cuadripléjico. En una entrevista exclusiva con Canal Nueve Litoral el joven contó su primera experiencia en Concordia, después de un año y cinco meses ausente.

“Sentí un alivio porque estar de nuevo en Concordia es bueno, estoy en casa con mi familia como antes, y eso es mejor. Fue un proceso largo”, expresó.

En la Clínica de Alta Complejidad en Cuba, el tratamiento era intenso y cumplía doble turno: “Ejercicios de mañana y de tarde todos los días. Hacer deporte desde chico me ayudó mucho a aguantar las ocho horas de entrenamiento. Es un sacrificio muy grande pero hay que hacerlo, no queda otra”, expresó Bruno.

Si bien el sacrificio personal del joven es constante y obtuvo resultados importantes durante este casi año y medio, es consciente del tiempo real que le llevará seguir recuperándose: “Se ven mucho los avances pero como he dicho es un proceso largo que me va a llevar años, hay que tener mucha paciencia y llevarlo de a poco”, indicó.

A principios de marzo estará en Concordia un profesional cubano que se dedicará pura y exclusivamente al tratamiento de Escobar. Su familia consiguió los fondos vendiendo rifas y bonos para que así sea. “Seguiremos de vuelta con esta batalla porque esto recién empieza. Espero la adaptación de mi casa mientras alquilamos esta, así estamos”, precisó el joven.

Antes de despedirse, quiso agradecer a la ciudadanía concordiense por la ayuda incondicional recibida durante todo este tiempo: “Gracias a toda la gente de Concordia que me ayudó, gracias a ellos estuve en Cuba. También le quería agradecer al intendente y al gobernador que me ayudó mucho” concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate