Josep Guardiola dio positivo de coronavirus y se perderá la eliminatoria de la FA Cup de este viernes por la noche en Swindon después de un brote masivo de 21 personas en el Manchester City. El entrenador del conjunto inglés y su mano derecha en el staff técnico, Juanma Lillo, están aislados en su casa y se sumaron a todos los afectados que se cobró el brote. Según el comunicado oficial, son siete los jugadores afectados, cuyos nombres no fueron difundidos, y el resto se trataría de distintos empleados de la institución que trabajan a diario junto al plantel.

Sin embargo, tal como está la situación, el club celeste quiere que la eliminatoria siga de pie y actualmente no planea solicitar un aplazamiento. Se recibirán más resultados de las pruebas de Covid-19 en las próximas 24 horas y ahí se analizará si la realidad puede empeorar. Cabe destacar que la semifinal de la Copa Carabao que enfrentaba al Liverpool con el Arsenal de esta tarde se pospuso después de que el club de Merseyside se viera obligado a cerrar su campo de entrenamiento debido a varios casos, incluido el del técnico Jürgen Klopp.

La Premier League no puede salir de la crisis de casos ya que en paralelo al caos del City también el delantero del Arsenal, Pierre-Emerick Aubameyang, dio positivo en la Copa Africana de Naciones como representante de Gabón y el técnico del Burnley, Sean Dyche, se suma a la lista de entrenadores infectados.

El nuevo técnico temporal del City, Rodolfo Borrell, se hará cargo del equipo en el County Ground y fue el principal protagonista en la conferencia de prensa previo al choque frente al Swindon Town de la Tercera División del fútbol inglés. “En este momento podemos llenar el equipo. No sé qué pasará en los próximos días, pero en este momento es una alineación fácil de decidir. Jugaremos con lo que tenemos, tenemos algunos futbolista del primer equipo y otros que van a venir de nuestro segundo equipo”, reveló el entrenador.

Y agregó al respecto del presente que vive el Manchester: “De hecho, nos hemos preparado mentalmente para el juego. Tenemos que prepararnos para que suceda el partido y esto es lo que hemos hecho hasta ahora. Obviamente, hay un poco de ansiedad porque todos los días tenemos que hisoparnos. Casi todos están esperando todos los resultados pensando a quién le tocará hoy, si vamos a ser tres menos, cuatro menos o si nos escapamos con totalidad de negativos”.

Además, según reprodujo Infobae, especificó qué considera el cuerpo técnico para catalogar un partido como jugable. “Hay que llenar toda la plantilla y poder viajar con al menos cinco o seis suplentes. En este caso tenemos que traer algunos jugadores del segundo equipo. El problema es que brote también involucra a algunos jugadores del segundo equipo por lo que la situación no es tan fácil. Pero no hay excusas”, explicó ante las miradas de los periodistas.

En el caso de Pep, ya tuvo un susto antes del choque con Newcastle del 19 de diciembre cuando su hisopado salió como ‘inconcluso’. Más tarde, realizó una prueba de PCR que resultó negativa por lo que pudo hacerse cargo de la cómoda victoria 4-0 en el St. James ‘Park. Pero el virus atacó una vez más y no pudo esquivarlo: dio positivo el martes y estará ausente del Etihad Campus hasta mediados de la próxima semana.

El City reza que el brote no afecte sus preparativos para el duelo frente al Chelsea en del próximo sábado por la Premier League. El equipo de Guardiola, líder del torneo, se mide ante su perseguidor más cercano y en caso de ganar podría estirar la diferencia en la cima a 13 puntos con 15 jornadas por delante.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate