La Selección brasileña sigue demostrando que llegan muy afilados al Mundial. Este domingo, en su último amistoso, superó sin problemas a Austriay lo goleó por 3-0.

Gabriel Jesús abrió el partido a los 36 minutos con un golazo. Si quedaba alguna duda de cómo llegaba Neymartras la lesión, ya quedó disipada. Jugó 84 minutos y se despachó con una gran conquista para el 2-0. Por último, el 3-0 lo completó Philippe Coutinho.

Se terminó la preparación para el conjunto de Titéy llega la hora de la verdad. Ahora viajarán a Rusia, donde debutarán el próximo domingo frente a Suiza.

Comentá y expresate