Desde un comercio dedicado a la venta de elementos agroveterinarios en Paraná, hablaron de la decisión de vecinos de la ciudad, que compran boyeros eléctricos como elemento de seguridad para sus casas. "Siempre se ha vendido para el uso domiciliario; es algo más o menos habitual, que siempre se vende", dijo el comerciante en diálogo con Canal 9 Litoral.

Este jueves, un vecino de la zona sur que sufrió un intento de robo en su casa adquirió el sistema como "otra forma de impedir los robos". Al respecto, el propietario del local sostuvo que "la gente los elige porque son elementos que le confieren una cierta tranquilidad para evitar el ingreso de personas extrañas al domicilio". "Se instalan con mucha sencillez y a la gente le da muy buen resultado. La tranquiliza bastante", agregó.

"El modelo más chiquito que tenemos para la venta vale un poco más de 2 mil pesos. Esto simplemente produce una descarga eléctrica que no podría poner en peligro la vida de una persona ni de un animal. Es una reacción sorpresiva que le produce una descarga eléctrica pero que no tendría ningún riesgo", contó el comerciante, a la vez que aseguró que "absolutamente" está permitida la venta del sistema.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate