El gobernador Gustavo Bordet calificó de "inadmisible" la actitud de agentes de la Policía Bonaerense, que este miércoles rodearon la Quinta de Olivos armados, protestando por un incremento salarial.

"Es nuestra obligación defender la institucionalidad desde la democracia" señaló el mandatario, que le mandó su apoyo al presidente Alberto Fernández

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate