El gobernador Gustavo Bordet se refirió a la gran cantidad de actuaciones de la Policía y la Municipalidad de Paraná por fiestas clandestinasdurante los últimos días, en los que se recibieron más de 100 denuncias por parte de vecinos.

"Costó sostener abiertas las actividades y generar un desarrollo de la economía para que de manera irresponsable unos pocos pongan en riesgo la salud del resto de la población. Esto tiene que ser repudiado", afirmó.

Y remarcó: "Volvemos a hacer el llamado de que tenemos que ser responsables". "Este tipo de prácticas que sabemos que promueven y difunden el contagio no ayudan a una sociedad que quiere tener nuevas normas y reglas para poder convivir con el virus", concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate