En Paraná, el gobernador Gustavo Bordet y la ministra de Desarrollo Social Laura Stratta junto a los obispos que llegaron a la capital provincial en el marco del encuentro Repensando la Economía, visitaron este jueves la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe ubicada en el barrio San Martín de Paraná, hicieron entrega de herramientas para los talleres de oficios y conocieron la experiencia Cuidadores de la Casa Común en la provincia.

Durante la visita, Bordet y Stratta entregaron herramientas en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe para los talleres de oficios que allí se brindan. Además recorrieron instalaciones de la capilla en los que se desarrollan los proyectos de panadería, peluquería y trapería.

En el lugar, el mandatario destacó que las jornadas son importantes “por lo que representa el trabajo en territorio y por lo que significa la articulación en cuanto a la economía social, en momentos que son muy críticos. Para nosotros la economía social ha tenido una importancia determinante en nuestra gestión”, afirmó.

“La economía social, es lo que nos acerca y lo que nos tiene que ocupar a quienes tenemos acciones de gobierno para resolver estos problemas, es la economía de todos los días la que está en cada barrio, calle, ciudad, y tenemos que trabajar porque hay que tender lazos solidarios, puentes de unión en momentos en que los argentinos y entrerrianos necesitamos no caer en falsas antinomias que dividen a la sociedad y necesitamos estos puentes de los que habla el Papa Franscisco, tender puentes; esto ha sido una constante en nuestra gestión”, destacó.

En ese marco, indicó que “junto con Laura en el Ministerio de Desarrollo tomamos este desafío, primero de universalizar las políticas públicas, de dejar de lado todo lo que eran políticas públicas que se podían prestar para tergiversar el fin noble que debe tener la acción social en este sentido”.

Y por otro lado “también para poder fomentar en distintos emprendedores, familias, cooperativas, asociativismo de personas, la posibilidad de llegar con respuestas para poder de algún modo tener las posibilidades y llegar con las herramientas necesarias para lograr los cometidos que significan a través de un proyecto lograr tener inserción laboral, generar una expectativa de desarrollo futuro de familia en momentos en que se discute la economía desde las grandes variables, desde el comportamiento de los mercados y algo que resulta intangible muchas veces a la economía que vemos todos los días, que es la que los hombres y mujeres de carne y hueso tienen que sufrir y encontrar sustitución de la falta de trabajo”.

El gobernador agradeció además a los obispos de la Conferencia Episcopal por haber elegido la ciudad de Paraná para estas jornadas, porque "para nosotros es muy importante poder tener las jornadas, no solo por lo que significa que geográficamente se realicen en la capital de la provincia, sino también por lo que las reflexiones, por las conclusiones a las que se arriben siempre es importante para corregir rumbos y ponernos de acuerdo en trabajos comunes que tenemos que desarrollar quienes tenemos responsabilidades de gobierno desde el Estado también con todas las instituciones”.

En ese sentido, Bordet afirmó que “la Iglesia ha tenido en nuestra provincia, al menos en lo que a mí me toca habiendo sido intendente en mi ciudad y también ahora siendo gobernador, un acompañamiento permanente, máxime aún en momentos de crisis que es donde hay que poner además de los recursos naturales ese fuerte apoyo espiritual que la Iglesia nos brinda”.

Bordet dijo además que “durante la gestión, he asumido la responsabilidad de trabajar con todas las instituciones, de poder hacerlo articuladamente, ha sido un desafío y queda la gratificación, después de prácticamente culminar esta primera etapa de cuatro años, de poder reencontrarnos en distintos lugares como aquí y ver el fruto del trabajo que se ha realizado, que nunca es suficiente y siempre hay que redoblar el esfuerzo para poder ir proponiéndonos nuevas metas y desafíos”.

Al finalizar, manifestó estar “contento de poder compartir con todos ustedes, con Cáritas, que siempre tiene una labor decidida de apoyo a la comunidad, de poder compartir este espacio pero fundamentalmente de reforzar este compromiso, en esto vamos a estar trabajando”, y agradeció “a Monseñor por el permanente apoyo y a los obispos, que es un gusto poder compartir con ustedes en Paraná”.

Embed

Entramado social

La titular de la cartera social, Laura Stratta, señaló: “Estamos desarrollando un forma de construir un Estado que articule con las organizaciones e instituciones sociales para fortalecer el entramado social y llegar a los sectores más vulnerables. Desde el Ministerio impulsamos programas como Cuidadores de la Casa Común que apunta a que los jóvenes puedan pensar y llevar adelante un proyecto de trabajo personal y colectivo, que les genere ingresos y este vinculado al cuidado del medio ambiente”.

“En esta ocasión estamos acompañando a los centros de capacitación que tiene la parroquia y entregando herramientas de trabajo a los jóvenes. Esta institución tiene una inserción muy grande en el barrio, muchos jóvenes concurren a estos espacios de capacitación en busca de un horizonte mejor para ellos y sus familias, además se vuelven también espacios de contención”, afirmó Stratta y remarcó que: “Venimos generando un trabajo articulado a partir de las estrategias que diseñamos en el marco de la economía social, que tienen como objetivo justamente abrir puertas y generar oportunidades donde no las hay, porque entendemos que el gran ordenador social es el trabajo y eso buscamos fortalecer”.

Economía con rostro humano

De la recorrida participaron monseñor Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora y presidente de la Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina; monseñor Juan Alberto Puiggari, arzobispo de Paraná; y monseñor Jorge Eduardo Scheinig, obispo titular de Ita y auxiliar de Mercedes Luján, miembro de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal.

En la ocasión, monseñor Puiggari, instó a "pensar la economía con rostro humano y ecológica, es decir que la economía tenga como centro la persona humana y su desarrollo integral de la familia para que pueda alcanzar toda su dignidad, buscando siempre el bien común".

En este sentido, apuntó que "es una alegría que este año la comisión de pastoral social tenga este encuentro en Paraná que comenzará mañana, pero que hoy tuvimos una muy linda mañana recorriendo emprendimientos que se están haciendo para favorecer la promoción humana".

Embed

Cuidadores de la Casa Común

El programa Cuidadores de la Casa Común se implementa en diversas localidades de Entre Ríos, tales como Paraná, Villaguay, Victoria, Cerrito, Santa Elena, Gualeguaychú y Concordia, y comenzó a aplicarse en 2016 como experiencia piloto a partir de la encíclica Laudato Si, del Papa Francisco, en la que se realiza un llamado a los gobiernos y a los jóvenes a trabajar por el cuidado de la naturaleza, generando proyectos productivos que permitan un trabajo digno. En este marco, los jóvenes que participan de la propuesta llevan adelante distintos rubros laborales como reciclado, gastronomía, peluquería, trabajos con telas y carpintería, entre otros.

Este programa promueve el proceso de inserción socio-laboral de jóvenes en situación de vulnerabilidad, brindando capacitación, acompañamiento y contención para la realización de proyectos laborales sustentables. Los principales objetivos que persigue son el desarrollo personal, la construcción de lazos comunitarios y el cuidado del planeta.

Repensando la Economía

Organizado por la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina, conjuntamente con la Diócesis de Paraná, los próximos 27 y 28 de septiembre se llevará a cabo el Encuentro Nacional "Repensando la Economía" bajo el lema: "Por una economía con rostro humano". La actividad, que cuenta con la participación de panelistas a nivel nacional, es acompañada por el Gobierno provincial, a través del Ministerio de Desarrollo Social.

Durante la jornada tendrán lugar diferentes paneles de disertantes que abordarán diversas temáticas como por ejemplo: Economía y geopolítica: La necesidad de la integración regional; La Patria Grande y el desafío de un nuevo pacto económico para la fraternidad; Finanzas internacionales, transparencia y organización de la economía mundial; Economía, desarrollo e inclusión. Además de las exposiciones, el encuentro contará también con mesas debate sobre políticas públicas y economía social; Cooperativismo, empresas recuperadas, Movimientos por la economía popular, y Economía social y cuidado de la casa común.

Embed

Comentá y expresate