El juez federal Claudio Bonadio acelera la investigación contra la expresidenta Cristina Kirchner en la causa de los cuadernos de las coimas: pidió autorización al Senado para allanar sus tres domicilios habituales y su despacho del Congreso, mientras prepara un nuevo pedido de desafuero en su contra.

Fuentes judiciales informaron que el pedido para avanzar con los allanamientos fue firmado por el juez ayer. Todavía no fue recibido por la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, dijeron en la Cámara alta. Bonadio quiere allanar el departamento de Cristina Kirchner de Uruguay y Juncal, en Recoleta; y sus dos casas de Santa Cruz: la de Río Gallegos, de la calle Mascariello, y la de El Calafate. Como la expresidenta tiene fueros, Bonadio no puede hacerlo sin autorización del Senado.

En paralelo con esta solicitud, el juez prepara su segundo pedido de desafuero de Cristina Kirchner (el primero había sido en la causa por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA). Según fuentes judiciales, lo efectivizará después del 13 de agosto, la fecha prevista para la indagatoria de la expresidenta. Si no se presenta, para llevarla por la fuerza pública.

Pero en el entorno de ella afirmaron que va a asistir a la cita del juez, como lo hizo siempre. Eso le permitiría al juzgado seguir adelante con el proceso en su contra sin inconvenientes. ¿Por qué pediría entonces Bonadio su desafuero? Para procesarla con prisión preventiva. El juez ya imagina un escenario post indagatoria con la expresidenta procesada y con una detención sujeta a la decisión del Senado de desaforarla.

Fuente: La Nación

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate