Los cuatro voluntarios que viajaron desde Nogoyá hacia Bolivia para combatir el incendio en el bosque del Amazonas, informaron sobre la situación vivida y señalan que se necesita una compleja asistencia de aviones hidrantes.

"Estamos algo cansados pero estamos muy bien atendidos", contó Pablo Yturbide. El voluntario viajó también con Agustina Arín, Ernesto Caraballo y Arnoldo Quinodoz.

"La situación acá es terrible, ya se han quemado 1.200.000 hectáreas, el fuego se divide y dispersa. Les pido hacer una difusión de esto, se necesita el apoyo inmediato de ayuda de helicópteros y aviones que puedan entrarse más en el bosque", explicó en diálogo con La Voz de Nogoyá.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate