A minutos de concluir su primera visita oficial a la Argentina, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró esta mañana que las dirigencias de los dos países han dado "un primer paso para avanzar en una moneda única", agradeció el trato del "pueblo argentino" y pidió a Dios que "ilumine a los argentinos" en las próximas elecciones.

A la salida del Alvear Palace Hotel, donde se alojó durante su corta visita a Buenos Aires, Bolsonaro dijo que con el presidente Mauricio Macri "charlaron sobre la economía" e insistió en la sintonía entre Brasil y la Argentina .

"¡Con Argentina nos queremos! No queremos socialismo ni comunismo en la región", sostuvo.

Finalmente, Bolsonaro se despidió: "Le doy las gracias al pueblo argentino por como nos trataron, que Dios los ilumine en las elecciones de octubre".

La Argentina y Brasil avanzan en la idea de crear una nueva moneda corriente en común, que se llamaría "peso real". La noticia se conoció ayer, en el único día de agenda completa de Bolsonaro en Buenos Aires.

La idea sería avanzar con el "peso real" apenas se pueda, según indicaron en el Gobierno. En Brasil primero se avocarán a aprobar la reforma previsional. "Luego será un proyecto prioritario para ambos países. La idea es generar una nueva moneda, que se puede llamar peso real; ni el peso, ni el real", enfatizaron fuentes oficiales.

"Es algo que existe en algún momento como posibilidad, como corolario de la mayor integración al mundo, de la mayor apertura comercial, de más acuerdos con el mundo", dijeron a La Nación fuentes del entorno del ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.

Ayer, Bolsonaro y Macri asistieron juntos a la firma de acuerdos en materia de política nuclear, minería, biocombustibles, e intercambio de energía.

Comentá y expresate