"Hola culés. He decidido quedarme en Barcelona, después de haber hablado con mi agente, con Barcelona y mi familia. Y nada, quería decirles que éste va a ser un gran año. Fuerza Barça".

Con ese escueto mensaje en video, Leandro Bolmaro confirmaba lo que Olé había adelantado un rato antes: que el cordobés iba a quedarse a completar esta temporada en el Barça. Eso por lo menos.

Drafteado por los New York Knicks de la NBA, en el orden 23 de la primer ronda, e inmediatamente traspasado a los Minnesota Timberwolves, donde Pablo Prigioni es asistente del coach Ryan Saunders, Bolmaro tenía la posibilidad de irse de inmediato o de quedarse en el club al que llegó en agosto de 2018 y con el que recientemente ha firmado una renovación de contrato hasta 2023.

El tema es que este nuevo contrato, como el anterior, cuenta con una cláusula de salida que se elevó a partir de la mejora salarial pero que no implicaba una complicación para que se fuera en caso de que así lo quisiese. Cabe destacar que las franquicias de la NBA sólo pueden poner 750 mil dólares, el resto debe salir del bolsillo del propio jugador.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál sería la mejor manera de homenajear a Maradona?

El Día Nacional del Fútbol
Un billete
Sacando la 10 de la Selección
Una estatua
Ninguna
ver resultados

Las Más Leídas