Boca rescató un empate agónico y Racing dejó escapar una victoria segura. De esa manera podría resumirse lo que pasó en el Cilindro de Avellaneda, con el empate 2-2 entre la Academia y el Xeneize, resultado que mantiene al conjunto de Eduardo Coudet en la cima del campeonato y también deja a los de Barros Schelotto en la pelea.

Racing se puso en ventaja rápidamente con un tanto de Lisandro López (en una posición adelantada muy fina) y luego manejó el partido a su gusto. En el segundo tiempo, Licha amplió la ventaja. Un mazazo para Boca, que apenas podía dar dos pases seguidos, ya había perdido a Carlos Izquierdoz por lesión y volvía a mostrar su peor cara: desbordado, nervioso, dispuesto a comerse una goleada.

Pero de pronto la Academia se desconcentró. Wanchope Ábila marcó el descuento luego de un rebote de Gabriel Arias y Matías Zaracho dejó a su equipo con un hombre menos por expulsión. El partido cambió completamente y Boca lo aprovechó. Sebastián Villa, quien había ingresado minutos antes, recibió en la banda derecha y metió un bombazo que pasó entre las piernas del arquero para el 2-2 definitivo.

Fuente: TyC Sports.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate