Boca se complicó solo ante Arsenal y, tras un segundo tiempo para el olvido en el Viaducto, el encuentro terminó en un empate 1-1 que para los de Sebastián Battaglia tuvo más sabor a derrota, sobre todo por la pálida imagen del equipo en el final.

El primer tiempo fue favorable para Boca, que exigía a los locales pero no lograba concretar las chances que generaba. La falta de puntería perjudicaba al Xeneize, que aún sin grandes muestras de fútbol, contó con algunas situaciones muy claras, como un cabezazo de Carlos Izquierdoz que se encontró con el travesaño del arco de Alejandro Medina.

Sebastián Villa también contó con una chance tras un fuerte remate bajo que Medina contuvo pegado al palo derecho de su arco y Edwin Cardona, por su parte, no logró conectar bien una asistencia de Luis Advíncula tras una gran corrida del peruano. Así, el Xeneize parecía más cercano al gol y Agustín Rossi era un espectador de lujo en el estadio.

No fue sino hasta 43 minutos de la primera parte que Juan Ramírez marcó el primer tanto del encuentro y su primer gol con la camiseta del Xeneize. Así, Boca se fue al descanso arriba en el marcador y sabiendo que la victoria le aseguraba al menos el repechaje para la próxima Copa Libertadores.

El segundo tiempo fue otro cantar y un Boca apático se vio claramente superado por un Arsenal que salió con todo a buscar el empate. De esta manera, a los dos minutos de iniciado el complemento, Rossi fue exigido por Leonel Pico y el arquero de Boca empezó a resistir los embates de los locales.

Entre los 19 y los 29 del segundo tiempo, los de Darío Espínola vivieron 10 minutos en los que pasaron por arriba a un Xeneize que no encontraba respuestas. Lucas Albertengo bajó de pecho una pelota en el área, entre los dos centrales de Boca pero su remate se fue alto. Bruno Sepúlveda se perdió otra chance inmejorable tan solo minutos después. Luego, Emiliano Papa envió un centro que Albertengo por poco no pudo conectar y que Julián Navas no terminó en gol porque no se esperaba que la pelota le caiga a él. Así, finalmente el gol de Arsenal llegó, a los 29 minutos, gracias a un fuerte zurdazo de Sepúlveda que venció la resistencia de Rossi.

Lejos de conformarse con la igualdad, los de Espínola pudieron haberlo ganado ya que el Xeneize parecía rendido y confundido en la cancha. Un error de Carlos Izquierdoz encontró a toda la defensa de Boca dormida y, tras primerear a Luis Advíncula, Alejo Antilef tocó para atrás pero la jugada no terminó en gol de milagro. ¿Los jugadores de Boca? Estáticos.

Así, el partido terminó en una igualdad 1-1 que para Boca tiene sabor a derrota. Es que ahora se ubica en el sexto puesto de la tabla anual con 60 puntos, los mismos que Estudiantes (que tiene un partido menos) y cinco más que Lanús (otro que todavía tiene que jugar). De esta manera, la clasificación a la próxima Copa Libertadores a través de la tabla anual dependerá el resultado del Granate y de Independiente, que tiene 54 puntos. Ambos están obligados a ganar si quieren mantener vivas sus chances.

Fuente: TyC Sports

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate