Ignacio Delarmelina es un programador de la ciudad de San Lorenzo, provincia de Santa Fe, que utilizó Arduino –una plataforma de hardware libre– para crear un robot que reparte mates en la oficina.

Sí, leíste bien. Un genial invento para adoptar y evitar el “pasale el mate a tal” y todo lo que eso conlleva en horario de trabajo. Desde distracción, pasando por molestias y hasta una posible mancha sobre el escritorio antes de que la infusión llegue a la persona indicada.

“La idea surgió mientras tomábamos mates en la oficina, en el día a día, donde teníamos que pasar el mate de mano en mano hasta que llegue a cada uno de nuestros compañeros de trabajo, para armar la típica ronda”, cuenta Ignacio, y fue ahí cuando se preguntó: "¿Por qué no hago un robot que, automáticamente, se encargue de llevar el mate a cada uno de los que toman?". He aquí la solución, en pleno desarrollo.

El creador explicó que el robot, para posicionarse, dispone de una brújula digital y un sensor de distancia por ultrasonido. Estos elementos permiten que una vez que el cebador coloca el mate sobre el robot –después de programar la ubicación de la persona cebadora y de cada tomador– llegue a destino.

Si la persona se "cuelga" y demora más de dos minutos en tomar y devolver el mate, una alarma avisa que ya pasó el tiempo y hay que devolverlo para continuar la ronday que no se enfríe.

Mirá cómo funciona:

Embed

Fuente: ClubdeFun Radio.

Comentá y expresate