El papa emérito Benedicto XVI visitó el sábado su antigua casa cerca de Ratisbona, Alemania, saludó a antiguos vecinos y oró en la tumba de sus padres, como parte de un viaje a sus lugares favoritos para estar con su hermano, el reverendo Georg Ratzinger, de 96 años, que se encuentra gravemente enfermo.

La televisión pública bávara mostró imágenes del pontífice retirado, de 93 años, cuando llegaba a una casa en una camioneta tipo van adaptada para transportar una silla de ruedas en medio de una hilera de policías. Benedicto XVI sonrió y saludó a un pequeño grupo de simpatizantes y se dirigió a orar a las tumbas de su madre, padre y hermana, según la agencia noticiosa DPA.

papa benedicto 2.jpg

En los últimos meses se especuló con un deterioro en la salud del líder católico, pero los comunicados no hicieron mención a algún inconveniente sobre su estado ni problemas para su viaje internacional.

Joseph Ratzinger dio clases en la Universidad de Ratisbona de 1969 a 1977 antes de que lo nombraran arzobispo de Múnich. La casa en Pentling, cerca de Ratisbona, que construyó en 1969, es ahora un centro de reunión y documentación del Instituto Papa Benedicto XVI, encargado de conservar y poner disponibles su vastos textos. El instituto indicó en su página web que la ocasión anterior que el pontífice visitó su antigua casa fue en 2006.

papa benedicto 3.jpg

Benedicto XVI también visitó a su hermano, Georg Ratzinger, quien vive en un apartamento. Georg Ratzinger fue mucho tiempo maestro del coro en Ratisbona y ambos fueron ordenados sacerdotes el mismo día en 1951.

La diócesis de Ratisbona informó que Benedicto XVI llegó el jueves y permanecería al menos hasta el lunes.

El papa emérito ha vivido en un monasterio en el complejo del Vaticano desde poco después de su retiro en 2013, a los 85 años, una decisión que conmocionó al mundo católico, agotado por sus esfuerzos de reforma de la Iglesia y las querellas internas. Reside con el arzobispo alemán Georg Gänswein y cuatro religiosas italianas.

Elegido al papado en 2005 como sucesor de San Juan Pablo II, Ratzinger se convirtió en el primer pontífice en 600 años en renunciar a su cargo. Le sustituyó el actual papa Francisco.

Es la primera vez que viaja fuera del Vaticano y la segunda vez en siete años que deja su retiro. La anterior ocasión fue para pasar unos cuantos días en Castel Gandolofo, cerca de Roma.

Los dos hermanos están muy unidos y Georg Ratzinger acudía cada año al Vaticano para celebrar el cumpleaños del papa emérito el 16 de abril, pero este año no pudo ser por la emergencia de coronavirus. Fueron ordenados sacerdotes el mismo día, 29 de junio de 1951 en la Catedral de Freising.

Según el director de la oficina de prensa del Vaticano, Matteo Bruni, pasará “el tiempo necesario” en Ratisbona. Antes de salir del Vaticano, el papa Francisco acudió a la residencia Mater Eclessiae donde vive Benedicto XVI desde su renuncia en febrero de 2013 para despedirle.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate