Darío Benedetto fue presentado en Boca como refuerzo para la próxima temporada que incluirá la Copa de la Liga Profesional de Fútbol, la Copa Argentina y la Copa Libertadores de América, el gran objetivo que admitió tener el delantero en este segundo ciclo en el club de La Ribera. “Estoy muy emocionado. El hincha de Boca siempre te sorprende y lo sigue haciendo hasta hoy. Estoy contento por volver a vestir estos colores. La decisión fue con el corazón y no me arrepiento para nada”, recalcó el jugador en la conferencia de prensa que se llevó a cabo este viernes en la Bombonera.

Fue él quien dio el primer paso para concretar este regreso, al comunicarse con el vicepresidente Juan Román Riquelme en diciembre y manifestarle su deseo. Y fue su representante, el poderoso y multifacético Christian Bragarnik, quien trabajó a tres bandas para que finalizara con éxito una gestión que incluyó a Olympique de Marsella (propietario del pase del atacante hasta esta semana), Elche (en el que el Pipa estaba a préstamo y del cual Bragarnik es propietario) y Xolos de Tijuana (con el que el empresario tiene estrechos lazos y al que ya partió el zaguero Lisandro López, como parte de la operación).

"Recibí un llamado de Román (Riquelme) el año pasado en el que me preguntaba qué pensaba hacer cuando el Marsella quería darme a préstamo. Le dije que tenia la posibilidad de estar en un club de la Liga de España y quería probar eso. Cuando no tuve los minutos que necesitaba, agarré el teléfono, hablé con Román y no lo dudé", explicó.

El afecto que los simpatizantes Xeneizes le regalaron en estas primeras horas y que le obsequiarán en los próximos días tiene como base el grato recuerdo que el exjugador de Arsenal dejó tras sus tres años con la casaca azul y amarilla, que fueron la contracara de los siguientes dos años y medio en el Viejo Continente.

Según consignó Clarín, con Boca convirtió la friolera de 45 goles en 76 partidos y fue campeón del Torneo 2016/17, de la Superliga 2017/18 y de la Supercopa Argentina 2018, aunque también debió sorber la hiel de la derrota en la final de la Copa Libertadores 2018 ante River en Madrid (hizo el primer tanto de aquel encuentro en el Santiago Bernabéu y también había marcado en el 2 a 2 de la ida en la Bombonera).

“Los tres años anteriores fueron muy buenos, pero no me tengo que quedar con eso. Tengo que demostrar que todavía estoy vigente”, resaltó. Y dejó claro a qué apuntará en los próximos meses: "Sabemos cuales son los objetivos, principalmente la Copa Libertadores, y estoy dispuesto a aceptar todo tipo de responsabilidades. Quiero adaptarme lo más rápido posible al técnico, a la idea que tenga y a los compañeros".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con anular la resolución del CGE que prohibía calificar con menos de 4 en escuelas?

56.99% Estoy de acuerdo
43.01% Estoy en contra
Total 3046 votos

Las Más Leídas