El siniestro fue rápidamente asistido gracias al llamado de uno de los niños que se encontraba dentro de la vivienda junto a sus cuatro hermanos, todos entre los 1 y 11 años, publicó La Pirámide.

Al lugar, junto a Bomberos Voluntarios de Concepción del Uruguay asistió personal policial dependiente de Comisaría de Minoridad ya que los menores se encontraban sin el cuidado de una persona mayor, lo que generó disturbios en el barrio.

El foco ígneo se había generado dentro de las habitaciones de la menor de los niños por un desperfecto eléctrico. La última, debió ser trasladada por un servicio de emergencias al Hospital Justo José de Urquiza.

Tras ser asistida en el nosocomio por los profesionales, y examinada por el médico de Policía en turno, se corroboró que la beba de un año padecía quemaduras tipo A - enrojecimiento de cara pecho y manos sin otra lesión sin riesgos de muerte.

En el lugar trabajó personal de Comisaría Primera y División Criminalística, realizando los relevamientos correspondientes. Por directivas de la Defensora de Pobres y Menores en turno, los niños fueron entregados a su padre y abuela, en presencia de personal del Copnaf, ya que al momento del hecho se encontraban al cuidado de la madre.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate