Javier Weisheim seguirá con prisión preventiva domiciliaria por 30 días más. Se trata del hombre imputado tras el hallazgo de una beba muerta en un lavarropas en Paraná. El conmocionante hecho sucedió a principios de noviembre del año pasado, en un departamento de calle Urdinarrain.

"A fines de febrero pediremos la libertad de mi defendido", dijo al Nueve el abogado defensor, Víctor Rodríguez Montiel. Sostuvo que se extendió la preventiva en acuerdo con la Fiscalía, dado que restan realizarse pericias psicológicas y otras testimoniales que se harán durante este mes. La intención de la Defensa es que se pueda avanzar en una imputación a la madre y deslindar, de esta manera, a Weisheim.

Por su parte, el fiscal Franco Bongiovanni aseguró que la extensión de la medida restrictiva se da "de cara a la fase final de la investigación y la producción del juicio oral, una vez formalizada la acusación".

"El fallecimiento se había producido apenas ocurrió el alumbramiento de la beba", explicó el fiscal y afirmó: "La investigación gira en torno a intentar dilucidar si esto había sido premeditado y si existió o no una coparticipación de ambas personas".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate