"Nos anoticiamos a raíz de una denuncia del padre, sobre este supuesto maltrato. Nos constituimos inmediatamente en la casa de la madre. Se la trasladó a la Guardia del Copnaf, a los fines de evaluar su estado de salud en consulta con personal del hospital San Roque" señaló el funcionario al Nueve.

Desde el organismo buscarán que la nena quede alojada con alguien de su entorno, a los fines de no perder el vínculo con la familia. Si no existiera esa posibilidad, debería ser institucionalizada: "Queremos ver las alternativas más seguras y menos gravosas para la niña, para ponerla a salvo. Aclarando siempre que la medida residencia es la última instancia, pero tenemos que asegurarnos que tenga los cuidados adecuados y podamos hacer el seguimiento en pos de que esta situación no se repita".

Desde el Copnaf se avanzará con entrevistas a familiares, con el objetivo de ver alternativas de cuidado. "De no hallarlo, recurriríamos a una residencia socio-educativa" aclaró Leconte.

Intervino también personal de Minoridad de la Policía de Entre Ríos.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate