La autopsia realizada al cuerpo de Sofía Quintana, la beba que apareció este miércoles muerta en un pozo en Quitilipi, Chaco, reveló que había sufrido abuso sexual. Así lo confirmó a Ciudad TV, el fiscal de Sáenz Peña, Marcelo Soto. Indicó además que la pequeña murió ahogada pero que aún no se determinó si fue un accidente o si la mataron.

“Se realizó en la mañana de hoy (jueves) la autopsia a Sofía y se pudo determinar que la causa de la muerte fue asfixia por sumersión. Pero hasta ahora no se pudo establecer si fue accidente o si hubo participación de una tercera persona”, indicó Soto.

Además, el funcionario judicial confirmó que la niña tenía signos de abuso. “El médico me dijo que tenía signos de un supuesto abuso sexual, pero también eso será materia de investigación”, añadió Soto.

El fiscal señaló que por el momento la causa sigue caratulada como “muerte dudosa” y que hasta ahora no tuvo contacto con los familiares de Sofía debido a que por estas horas se encuentran velando a la niña. Anticipó que se reunirá con ellos recién el viernes.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate