Un llamado telefónico alertó a la Policía que en el Club Ferrocarril de Concordia, donde se estaba realizando la práctica del baloncesto, habían atrapado a un ladrón que, mientras los jugadores estaban concentrados en su actividad, intentó llevarse varios celulares y pertenencias del vestuario del club.

Fue allí que una de las personas pertenecientes a la comisión de Ferro se dio cuenta que este hombre nada tenía que ver con la práctica que se estaba llevando a cabo y notó que el extraño se cargaba una mochila con pertenencias de los jugadores.

Al gritarle para que se detuviera, el individuo emprendió una corta y veloz huida, pero no fue más rápido que los deportistas, que enseguida le dieron alcance.

Una vez que llegó la Policía fue trasladado en una móvil a Jefatura Central. Posteriormente el fiscal ordenó la aprehensión del hombre de 38 años y el traslado a la sección Alcaidía, según publicó El Sol.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate