La 38a edición de la Liga Nacional de Básquet tiene campeón. Luego del penta de San Lorenzo, venido a menos esta temporada por problemas financieros y de sanciones internacionales, Instituto se sacó la mufa. Lo hizo al ganarle a Quimsa por 85-84 en Santiago del Estero. Resultó el primer título para la Gloria en su segunda final; La Fusión también suma uno, pero en cuatro finales.

Por 8a vez la definición del torneo se había ido al último partido posible. Tras un 2-2 en la serie. el quinto juego largó aun más parejo que el primero, 74-73 para los santiagueños. Tanto fue así que las máximas fueron de 4 puntos (para Quimsa en el primer cuarto e Instituto en el segundo) hasta el descanso largo. Un doble y dos libres más para el local, un triple más para el visitante era apenas la ventaja. Quimsa, con un triplazo en suspensión de Thomas lo daba vuelta para el 47-46 a favor de la Fusión en el PT.

Decir que el tercer cuarto fue para Instituto, ante semejante paridad, puede resultar exagerado. Pero, justamente, ante tanto equilibrio, haber sacado 5 (triple de Romano) de diferencia y luego 7 (triple de Cuello) para cerrar el chico por 71-64, lo pinta así. Justamente desde el tiro exterior (9-15 a 4-10) se estableció la brecha para el visitante, bien llevado de la mano de Whelan y con la contundencia de Cuello (19) y Romano (18), goleadores hasta ese momento. Para Quimsa el goleo era más repartido; Anderson llevaba 17.

La Gloria podría haberse despegado de entrada en el cuarto, pero cometió dos pérdidas desde el arranque. Tras la segunda, Quimsa tuvo la contra pero el partido se interrumpió por una falla en el reloj. Sirvió para entibiar las tribunas y que dos jugadores santiagueños de Los Pumas, Facundo Isa y Tomás Lezana, pudieran mandar mensajes de texto...

A Quimsa también se le había cerrado el aro, pero al menos levantaba a la gente con tapones de Thomas y Terry. A la mitad del cuarto, el parcial era apenas de 5-4, con total de 71-75; Instituto todavía arriba, eso no cambiaba. Pero al menos Quimsa levantaba a la gente con tapones de Thomas y Terry. Instituto la levantaba con un triple de Copello para sacar la máxima (83-74). ¿Estaba? Mmmm...

Instituto no la embocó más. Quimsa pasó al frente a 6 segundos del final con dos libres de Terry, increíble, ya festejaba... Pero a Cuello le hicieron falta y, nervios de acero, 83-84, metió los dos libres para ser goleador (21) con Anderson, darle el título a su equipo y llevarse el MVP.

Fuente: Olé

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con anular la resolución del CGE que prohibía calificar con menos de 4 en escuelas?

56.24% Estoy de acuerdo
43.76% Estoy en contra
Total 6143 votos

Las Más Leídas