La bajante del río Paraná llega a niveles históricos y el panorama para quienes viven de la pesca es muy complejo. Mariana Ríos, vecina de Puerto Sánchez, dialogó con Telediario sobre la realidad que viven los vecinos de la zona que ven afectada su actividad por la bajante.

"Lo vivimos con mucha tristeza. Una altura de 19 centímetros es prácticamente el río sin agua. Los bancos que se ven enfrente impresionan", expresó.

"Como paisaje bellísimo, pero para los vecinos que vivimos del río es un panorama muy triste. 19 centrímetros significa que el pescador no tiene pesca, trabaja prácticamente para pasar el día, para comer", detalló.

Carlos, un pescador de Puerto Sánchez, por su parte indicó: "Siempre se sale a las 6 de la mañana y se vuelve a las 5 de la tarde. Ahora para sacar diez kilos hay que andar toda la mañana y parte del mediodía. Se enfría el agua y no come el pescado, aparte la carnada nos queda lejos".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate