Juan Borús, ingeniero del Instituto Nacional del Agua (INA) dio cuenta en AHORA de la nueva etapa de la bajante del río Paraná, que poco a poco ha ido perdiendo altura en los últimos días.

"Estamos viviendo otra etapa más de esta bajante. Tuvimos un período beneficioso, con algunas lluvias y por el uso de reservas en Brasil. Eso permitió que, a partir de la segunda mitad de octubre, se parara la bajante y el río se mantuviera en niveles razonablemente bajos", indicó el especialista.

Borús destacó luego: "Lamentablemente se disiparon las lluvias, sin efecto directo sobre el río Paraná. Seguimos a expensas de futuras precipitaciones, que deberían darse en la zona de Misiones y la cuenca no regulada en Brasil. Eso explica por qué el descenso se empieza a notar". Asimismo, el ingeniero dijo que a mediados de años la expectativa era peor: "Las cosas se han ido dando de una forma que nos alejan del fantasma de la bajante de 1944. De igual modo, la cuestión no está terminada. Veremos qué se puede esperar para el verano, donde tenemos puestas las preocupaciones".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate