Alberto Leonardi, inspector de Vías Navegables, advirtió que no hay probabilidad de lluvias considerables que permitan revertir los niveles históricos que alcanzó por estos días la bajante del río Paraná.

Consultado por el Nueve respecto de los factores que inciden, sintetizó: "Se debe a que no llueve. El río es agua de lluvias, no hay deshielos. Hay un período de poca agua. Estamos en un período de Niña, de sequía".

Desde esta perspectiva, explicó que por su propia naturaleza "el mismo río que tiende a descender hasta septiembre", sin embargo, "la perspectiva es que va a tener mucha menos agua" debido a este fenómeno.

Por otro lado, cuestionó: "Las represas juegan un papel importante con la bajante porque antes ayudaban a levantar -el nivel del agua- y ahora no. Por eso me pregunto si las represas tienen el calado que deben tener".

En relación a este punto, se preguntó si las represas no han perdido profundidad que les impide colaborar con la regulación del río. "Eso hace que no puedan largar tanta agua porque no tienen profundidad para que anden las turbinas", señaló.

Embed

Comentá y expresate