Ricardo Giacosa, ingeniero en Recursos Hídricos e integrante del Instituto Nacional del Agua -INA-señaló que la bajante extraordinaria del río Paraná en la actualidad se debe, principalmente, a la ausencia de lluvias. Indicó además que no se prevén cambios en el tercer trimestre.

"Este proceso de sequía empezó el año pasado, eso hace que por más que empiece a llover, la cuenca tiene un tiempo de recuperación. Esto no va a ser producto de una sola lluvia. Lo que vemos dentro de nuestro país es la consecuencia de lo llueve afuera de nuestro territorio" indicó el especialista.

"En el próximo trimestre es muy probable que, no solo no se recupere, sino que se acentúe. Lo que nosotros hacemos es predecir niveles y caudales, comunicando para que se tomen decisiones" apuntó Giacosa.

Para el experto hay tres aspectos importantes a tener en cuenta en este escenario: las tomas de agua, la navegabilidad y la generación hidroeléctrica. "Más allá de la bajante, con el caudal que hay no debería haber problema para abastecer de agua. En la navegación sí hay consecuencias, económicas fundamentalmente".

Embed

Comentá y expresate