El gobernador Gustavo Bordet y el intendente de Paraná, Adán Bahl, llevaron adelante este martes una conferencia de prensa donde anunciaron nuevas medidas para la capital provincial. En el mismo sentido, destacaron que por el momento la ciudad no tiene transmisión comunitaria, sino que sigue siendo por conglomerado, pero que sin embargo es imprescidible disminuir la circulación.

"Con el intendente Bahl estamos trabajando desde el día cero, para tener los mínimos efectos. En Paraná se ha presentado un cuadro de contagios, no se ha conseguido achatar la curva en la medida que necesitamos, por eso vamos a tomar medida para la restricción de circulación de personas en Paraná", adelantó el gobernador Bordet durante la conferencia de prensa.

El gobernador indicó que con los controles buscan reducir la circulación a un 25 o 30 por ciento de lo habitual. "Esto es clave para evitar un colapso en el futuro del sistema de salud", señaló.

"Desde el primer momento venimos trabajando de manera conjunta. Pero en este momento particular es imprescindible que se circule lo estrictamente necesario. Y el que lo haga debe hacerlo con todos los cuidados", dijo por su parte el intentente.

Bahl resaltó que el uso de tapabocas es obligatorio e hizo un repaso de las medidas que se tomaron en la ciudad, entre ellas la disposición de unas 60 camas.

Por otro lado, respecto a las medidas a partir de este miércoles, adelantó: "Reforzar aún más los controles aquí en Paraná, de manera conjunta en el gran Paraná. Mañana duplicaremos los inspectores de tránsito, que van a trabajar de manera coordinada con las fuerzas de seguridad. Necesariamente hay que bajar la circulación".

"Es imprescidible que cada uno hagamos nuestra parte. La responsabilidad es de todos", destacó.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate