En ese marco, el intendente Adán Bahl pidió a la población que evite circular, para impedir que la situación epidemiológica de circulación por conglomerado que rige por el momento no pase a ser de transmisión comunitaria. "Se buscan evitar contagios cruzados", remarcó.

Al respecto, explicó que ese paso se daría "cuando uno no encuentra el nexo epidemiológico" entre los test positivos. Por el momento, todos confluyen a una misma persona y los contactos estrechos entre familiares y trabajadores.

En este sentido, justificó por qué "el sábado tuvimos que tomar la decisión de no habilitar la actividad en los bares". "Vamos a suponer que a una persona que tenga coronavirus a un bar, se encuentra con 100 o 150 personas que no conozca y dentro de 10 días se le detecta el coronavirus, porque muchas personas son asintomáticas. Como no se conocen, directamente la persona que estuvo no sabe que el que estuvo tenía, y viceversa. Ahí directamente se pierde el nexo, no se puede reconstruir el nexo y empezamos a tener contagios comunitarios".

"Esto es muy grave porque muchas veces las personas que se contagian son jóvenes y no tienen ningún tipo de síntomas y van contagiando. Parece un tema menor, pero pueden ir contagiando personas que tengan morbilidad preexistente y ahí sí ya empezaríamos a tener personas internadas en terapia intensiva, con asistencia respiratoria, que sería otro escenario totalmente distinto al que tiene ahora la ciudad de Paraná", alertó.

Respecto de la habilitación que sigue para comercios y otros sectores, Bahl aclaró que "la actividad económica sigue permanente, lo que hemos dispuesto es disminuir la circulación de las cosas que se pueden disminuir". No obstante, advirtió: "Para no impactar en la actividad económica, lo que sería volver a una fase anterior, lo que estamos haciendo hincapié es a no circular".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate