Las familias que integran la Cooperativa Nueva Vida, recibieron al candidato a intendente de Paraná, Adán Bahl. Son recicladores que, a partir de un convenio con la Municipalidad, trabajan en la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos -RSU- y plantearon las dificultades que atraviesan ante la falta de un plan integral en torno al manejo de la basura. Fue en ocasión del Día Mundial del Ambiente.

“No hay motivos para seguir perdiendo el tiempo”, dijo el vicegobernador, en diálogo con integrantes de la cooperativa que lleva adelante tareas de separación, clasificación y enfardado en la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos municipal.

“Paraná necesariamente tiene que ir hacia una ciudad más limpia, más sana y mucho más sustentable”, explicó Bahl. Y agregó: “Desde el inicio de nuestra gestión vamos a trabajar en la concientización acerca de la separación en origen, contribuyendo al cuidado del medio ambiente y a este sector productivo en donde participan 95 cooperativistas que sostienen sus familias desarrollando un trabajo muy importante”.

Antes la inauguración de la Planta en el año 2014, más de 90 familias conformaron la cooperativa Nueva Vida. El proyecto auspiciaba para ellos un cambio significativo, tal como lo indica el nombre, pero la realidad es que diariamente enfrentan numerosas dificultades.

“Durante esta gestión la verdad que nos sentimos abandonados. La separación no se respeta, la ropa adecuada para realizar el trabajo no llega y las herramientas cada vez son menos”, explicó Susana Zárate, presidenta de la cooperativa. “Falta acompañamiento y vamos aguantando como podemos para continuar con nuestro trabajo porque desde el municipio es muy poca la ayuda que recibimos. Pero lo que necesitamos es trabajar en conjunto".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate