“Radical, mujer e identificada con los pañuelos verdes”.Es la última ocurrencia emanada del laboratorio electoral que maneja el tándem Marcos Peña-Jaime Durán Barba para completar la fórmula que encabezará Mauricio Macrien octubre, previa escala por las PASO de agosto.

El acuerdo para que el Presidente reemplace a Gabriela Michettipor un vice de la UCR, como único gesto de “amplitud”, surgió de la reunión del martes en Jefatura de Gabinete. Fue la primera de Peña y la comitiva negociadora nombrada por la Convención radical que ratificó Cambiemos.

El perfil femenino y proabortistaes resultado de los focus group que sacraliza el gurú ecuatoriano. Todos indican que así lo pide el electorado millennial y centennial: la búsqueda está dirigida sobre todo a captar el millón y medio de nuevos votantes.

Llamadas cruzadas entre la Casa Rosada y las dos líneas internas que mandan entres sus socios, los críticos del jefe partidario, Alfredo Cornejo, y los “amarillos” del vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, derivaron en la integración de un casting de posibles candidatas a vice que cumplen con esos requisitos.

A la cabeza del ránking se ubica por estas horas Karina Banfi, diputada por la provincia de Buenos Aires. Aterrizó en el casillero 12 de la lista, en 2015, de la mano de Ernesto Sanz. Y por esas vueltas de la política ahora transita las alfombras de la Rosada más que su padrino. Es parte del equipo de “voceros”(en épocas mejores les decían “gladiadores” ) que Peña adiestra para defender al Gobierno en los medios. Dicen que Macri se entusiasmó por su enfático discurso en la Convención en favor de ratificar Cambiemos.

Con todo, en Gobierno le ven más uña por su trayectoria a Laura Montero: la vicegobernadora mendocina fue antes senadora y ministra de Economía de Mendoza con Julio Cobos, a quien todavía reporta. “Es nuestra carta si el petiso viene con pretensiones”, comentan cerca de Peña. El “petiso” es Cornejo y por lo visto no es bien nombrado en los pasillos del poder desde que le pidió a Macri -sin éxito- que se baje.

Con todo, Cornejo maneja el Comité Nacional que debe ponerle la firma al frente Cambiemos antes de que cierren los plazos, a las 24 del miércoles, por lo que se estiman que la negociación será más diplomática. Se sabe que, otra paradoja de la política, el gobernador prefiere en la fórmula a una “amarilla” como Banfi que a una crítica como su vice, dado que si Montero preside el Senado le sería complicado exigir la presidencia de la Cámara baja: dos mendocinos sería too much. Cornejo encabezará en octubre la lista de diputados en su provincia y buscará cobrar caro un eventual triunfo.

La tercera opción femenina sería la de Pamela Verasay, senadora de militancia cornejista y la más joven del trío (39 años). La vice primera de la Cámara alta -reemplazó a Juan Carlos Marino, tras la denuncia por abuso sexual- encaja con la ilusión de Durán Barba de formar de cero a una nueva Mariu Vidal, pero su nivel de conocimiento es demasiado bajo.

Fuente: Clarín

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Con la suba del dólar y la inflación, ¿en qué invierte?

Comprar alimentos y bebidas
Colocar plazos fijos
Comprar dólares
No tengo posibilidad de inversión
ver resultados

Las Más Leídas