El coronel Osvaldo Suárez, jefe de la II Brigada Blindada de Paraná, habló con el Nueve acerca del anuncio de Mauricio Macri, quien pidió la colaboración de las Fuerzas Armadas en la seguridad interior. El militar valoró la decisión y dijo que "la organización del Ejército es totalmente dinámica y se puede acomodar a cualquier otro rol".

También se refirió la autocrítica de las Fuerzas Armadas y su relación con la ciudadanía luego de la última dictadura. "Lo que haya pasado en otra época, pasó. Es hora de dar una vuelta de página y mirar para adelante. Se debe recordar lo pasado pero creo que esa deuda está saldada por las dos partes, por los militares y por los civiles", consideró.

"La reconciliación ya existe. No creo que haya una división entre la ciudadanía y el Ejército. No lo creo porque lo vivo a diario, el Ejército está totalmente integrado a la sociedad. No veo ninguna diferencia con la civilidad o algo que marque que están en veredas enfrentadas", agregó Suárez.

Sobre la posibilidad de trabajar en materia de seguridad interior, sostuvo que "el Ejército se tiene que aggiornar a los nuevos tiempos que se viven y darle apoyo logístico a las fuerzas de seguridad", que "es algo que se está trabajando fuertemente".

Por último, indicó que se necesita "aggionar las leyes y el marco legal" para poder llevar a cabo estas modificaciones. Sobre las peticiones particulares a las que estarían abocadas, afirmó: "El tema de la frontera y de cubrir objetivos estratégicos está en estudio pero el Ejército está totalmente capacitado y adiestrado para poder hacerlo".

Además, comentó que "el empleo del Ejército en el narcotráfico es un tema delicado, que no es la idea inicial y central que tiene el presidente". "Fundamentalmente es el apoyo a las fuerzas de seguridad, apoyadas por nuestra disposición territorial que es amplia", concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate