El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, dio detalles del incremento salarial que decretó el gobierno para trabajadores del sector privado, que será de $3.000 en enero y $1.000 más en febrero. "El objetivo fue apuntar a los sectores que habían quedado más abajo y darles un piso de negociación", indicó el funcionario.

Según Moroni, la medida busca "trabajar las negociaciones colectivas de un modo más pacífico" y "que no haya situaciones de urgencia de resolver, no estamos queriendo suplir las negociaciones colectivas, sino fijar un piso".

Cabe aclarar que los trabajadores del sector público, como así también trabajadores del sector agrario y de casa de familia, quedan excluídos de esta medida y tendrán un decreto específico.

"Con esta medida, 1.300.000 trabajadores logran recuperar la totalidad del poder adquisitivo perdido en 2019", precisó.

"En las categorías más bajas, el incremento real es de entre el 7 y 20%", indicó Moroni, quien más adelante destacó la "eximición de las contribuciones patronales por el plazo de tres meses".

Comentá y expresate