El texto suscripto por 18 gobernadores y que el Gobierno espera convertir en ley paralelamente al debate del Presupuesto 2019 contempla finalmente un incremento en el impuesto sobre los bienes personales.

Así lo indica el texto que ingresó este viernes a la Cámara de Diputados, donde se indica que “se contempla además presentar en el Congreso nacional un proyecto de ley por el que se aumente la alícuota del impuesto sobre los bienes personales”.

Dicha iniciativa prevé una suba progresiva de ese gravamen, no quedando determinado si será el Ejecutivo o a través de los legisladores que se enviará el proyecto en cuestión.

Según había adelantado el diario Clarín, el proyecto establecería que los que declaren entre 2 y 5 millones de pesos pagarían una tasa de 0,25%; de 5 a 10 millones tributarían 0,50, y a partir de los 20 millones, la tasa sería de 0,75%. Depósitos y títulos públicos seguirán exentos.

En los últimos días venía especulándose con la alternativa de impulsar ese proyecto, que permitiría recaudar unos 30 mil millones de pesos, que serían coparticipados con las provincias. En ese marco el jefe del bloque Justicialista del Senado, Miguel Pichetto, había rechazado un aumento del impuesto a Bienes Personales, argumentando que podría alcanzar a “cualquiera que tenga una casa”, y representaría además un engaño para aquellos que blanquearon capitales.

En declaraciones reproducidas por Parlamentario, el rionegrino explicó que con la devaluación, cualquier propietario de un inmueble sería alcanzado por el gravamen.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate