Una yarará de 1,42 metros fue atrapada este jueves al mediodía en una quinta ubicada detrás del Cementerio Parque Jardín, en la zona oeste de Gualeguaychú.

Vale aclarar que el largo promedio de esta especie es de 80 a 120 centímetros, siendo las hembras significativamente más largas y más pesadas. Aunque, se han reportado casos de ejemplares excediendo los dos metros de longitud.

La yarará no es una serpiente agresiva, ataca sólo si se siente amenazada. Existen muchas supersticiones entre los habitantes de zonas rurales con respecto a esta serpiente, pero en la mayoría de los casos los ataques y/o conductas agresivas se dan solo si son molestadas o si se tropieza con ella accidentalmente.

Sus morderduras son raramente fatales, pero con frecuencia causan severos daños al tejido. La toxina de estas serpientes consiste principalmente en una mezcla de coagulantes, hemorrágicos, necrotoxinas y quizás algún tipo de anti-coagulante aunque no da señales clínicas visibles.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas