La Brigada de Prevención de Delitos Rurales de Paraná intervino a raíz de la aparición de un gato montés que mató a más de 300 gallinas.

El hecho se produjo en el establecimiento La Tormenta, del ejido de Crespo. Con ayuda de una jaula metálica, capturaron al animal y luego lo liberaron.

El gato montés mantuvo en vilo al dueño del establecimiento, ya que le produjo grandes pérdidas económicas. Por ello, solicitó colaboración de la brigada.

Tras atraparlo en la jaula de depósito, lo trasladaron al Parque San Martín. Luego de ser examinado por un veterinario y la cuarentena pertinente, será devuelto a su hábitat natural.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas