Un exintegrante de la Prefectura es uno de los dos hombres detenidos en Ituzaingó, Corrientes, cuando se aprestaban a movilizare un cargamento de 9.186 kilos de marihuana en un camión con matrícula brasileña.

Valentín Ramírez tenía pedido de captura internacional desde hace casi dos años, cuando se lo vinculó al robo de un Cessna 182, en el aeroclub de Victoria, Entre Ríos.

Apodado “El Ninja”, Ramírez prestó servicios en la Prefectura hasta 2002, cuando fue dado de baja por motivos que no trascendieron. A partir de entonces habría generado vínculos con bandas narcos que operan en el Nordeste del país y Paraguay.

El último sábado por la noche, agentes de la Prefectura de Ituzaingó, en el Norte de Corrientes, desplegaron varias patrullas en la zona del kilómetro 1272 de la ruta nacional 12, publicó El Entre Ríos.

Los prefectos contaban con datos sobre el traslado de una importante cantidad de marihuana que había sido introducida desde Paraguay en una arriesgada maniobra, ya que los narcos tuvieron que trasponer el lago de Yacyretá.

El procedimiento se realizó unos quince kilómetros al Norte de la zona urbana de Ituzaingó, una zona rural conocida como Garapé. Los prefectos sorprendieron a tres hombres cuando estaban por iniciar la carga de 556 bultos que contenían “ladrillos” de marihuana. Los 9.186 kilos de droga habían sido prolijamente acopiados en un pinar y cubiertos con una lona verde y ramas.

Al toparse con los narcos, hubo disparos intimidatorios pero uno de ellos logró escapar, mientras que Ramírez fue capturado junto al paraguayo Gaspar Alderete Núñez.

En el lugar también se halló el vehículo en el que iba a ser transportado el cargamento, un camión Scania con semirremolque que tenía colocada una patente de Brasil.

Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación dijeron que se trata del segundo mayor cargamento de marihuana decomisado en el país.

Tras identificar a los detenidos y pedir los antecedentes, trascendió que uno de ellos era el posadeño Valentín Ramírez, sobre quien pesaba un pedido de captura internacional desde 2017.

El hombre está acusado de integrar la banda que el 21 de febrero de 2017 llegó hasta el aeródromo de Victoria y abordó un Cessna 182 con la excusa de realizar un salto en paracaídas como parte de una despedida de soltero.

Apenas la aeronave se puso en marcha, los hombres encañonaron al piloto y lo obligaron a bajar. Uno de ellos, el paraguayo Daniel Sánchez Bareiro, se hizo cargo de la aeronave y escaparon hacia el Norte.

El pequeño avión se precipitó a tierra en la zona de los Esteros del Iberá pero todos sus ocupantes resultaron ilesos. Sus nombres quedaron registrados porque una fuerza los encontró deambulando por un camino de la Colonia Pellegrini y los trasladó al Hospital. En esa oportunidad se hicieron pasar por turistas que se habían perdido.

Uno de los integrantes de esa banda fue asesinado a balazos en Paraguay, el instructor de paracaidismo que los acompañaba se suicidó. Otros dos fueron capturados y condenados por el audaz robo.

Comentá y expresate